Green Section USGA  |  FEDERACIÓN MEXICANA DE GOLF
Artículos 2017

Por CHRIS CARSON

En 1990, Echo Lake Country Club ofreció a la USGA llevar a cabo el U.S. Junior Amateur Championship de 1994. Tuvimos muchas razones para hacer esta oferta, pero la más importante fue, por el juego mismo. Hubo muchos miembros del club entusiasmados con esta iniciativa, pero también otros que activamente se opusieron a la idea, preocupados de que estuviéramos “entregando” nuestro campo durante la temporada de juego.

 

Tomamos muy seriamente las opiniones de nuestros miembros y durante el proceso de cuatro años de planeación trabajamos rigurosamente para convencer a los nuestros opositores de que el esfuerzo no sólo sería bueno para el golf, sino que nuestro club se beneficiaría también. No sabíamos cuán grande sería ese beneficio.

 

Nuestros primeros pasos fueron el inicio de la planeación de largo plazo para el evento. Nos preguntamos qué necesitábamos hacer para prepararnos para el campeonato y plasmarlo en un informe. Nos fijamos en todos los aspectos de nuestro club, desde el estacionamiento a la casa club y vestidores del campo de golf.

 

En ese momento no nos dimos cuenta, pero este proceso fue, en efecto, un ejercicio de planeación estratégica para el club. El hecho de que nos habíamos comprometido a una fecha límite para el campeonato, nos hizo enfocarnos muy bien en hacer lo posible y asegurarse que el club estaba preparado para ser un gran anfitrión.

 

Visitas a los lugares de los campeonatos de 1991, 92 y 93,  nos dio una buena idea de cómo sería el evento y de las necesidades de los jugadores y sus familias. Determinamos también  lo que sería requerido de los socios que servirían como anfitriones del jugador durante la semana. A partir de estas visitas y con el apoyo de la USGA, desarrollamos calendarios, establecimos las expectativas de cómo nuestros miembros y el personal podrían interactuar y,  se identificaron algunas áreas de oportunidad en nuestro propio club, algunas de las cuales fueron una sorpresa para nosotros.

Por ejemplo, durante este proceso quedó claro que, aunque la USGA no lo solicitó, necesitábamos ampliar y mejorar nuestras instalaciones de práctica. Esta obra se terminó un año antes del Campeonato y se convirtió rápidamente en un verdadero beneficio para nuestros socios. Mediante la adición de “greens” y la ampliación del área de salida, logramos traer más y más socios a esta área. Rápidamente se convirtió, y se ha mantenido, en el sector más concurrido de nuestro club.  Sin duda le funcionó bien a los 164 chicos durante el Campeonato semanal y también ha servido a todos nuestros miembros desde que fue construido.

 

Nuestro campo se ha beneficiado también de formas mucho más sutiles. Un propio y cuidadoso análisis de las trampas de arena, dejaron al descubierto algunas deficiencias inquietantes; igual una mirada similar a zonas de salida, trayectos al “green”, árboles y distribución de riego. A pesar de que no podríamos hacer frente a todas las cuestiones que descubrimos, hemos, al paso del tiempo, llevado a cabo mejoras en cada una de estas zonas. Estas son áreas que podríamos haber ignorado, al menos por un tiempo, si no estuviéramos bajo la presión de una fecha límite. 

 

 

 

Valor que nuestro club ha ganado:

  • Estratégica enfocada con visión y proyección
  • Decisiones sobre metas alcanzables nos permitieron trabajar con urgencia hacia una fecha limite.
  • Formación de equipos con todo el personal del club
  • El Club y Afiliación - aumentó la interacción de los miembros, la participación y el orgullo por el club

 

Algunas lecciones de gestión del campo de golf aprendidas:

  • Qué tan bien se ve y se juega un “rough” mas alto.
  • El rastrillo de trampas de arena a mano añade un bonito acabado a nuestro campo
  • Cómo obtener y mantener mayores velocidades del “Green” así como “greens” mas uniformes.
  • Privación de agua y las consecuencias a nuestro pasto.

 

A medida que pasaba el tiempo, la planeación a largo plazo se convirtió inevitablemente mediano plazo y eventualmente solo quedarían los preparativos de la recta final.  A lo largo del camino pusimos en marcha nuevos programas y adoptamos nuevos métodos.  Nos dimos cuenta del número excesivo de árboles en el campo y los problemas que éstos causan y comenzamos el proceso de sacrificar selectivamente a los no adecuados, un programa que continúa hasta nuestros días.

 

El campeonato fue bien y durante la semana la mayoría de los miembros que habían estado preocupados por "hacer a un lado el campo”, descubrieron un nuevo orgullo en éste y un nuevo sentido de camaradería entre sus compañeros. Se formaron y se consolidaron amistades y, ese sábado por la tarde cuando un joven campeón fue coronado, el sentimiento general era: "¡Ésto fue grandioso!, ¿Cuándo podemos hacerlo de nuevo?"

 

Respondiendo a esa pregunta, me siento feliz de decir que fue en el 2002  cuando la USGA trajo el U.S. Girls’ Junior Championship a nuestro club. Esta vez tuvimos voluntarios incluso más que antes, se pulió el proyecto, y el evento fue abrazado por casi el 100% de nuestros miembros. La semana acabó maravillosamente.

 

Como Superintendente, es natural que mi objetivo principal es en el campo mismo. Sin embargo en muchos sentidos, el mayor beneficio de albergar estos Campeonatos ha sido hacia nuestro club. El nuestro no es definitivamente un club elitista, pero como en la mayoría de las organizaciones, nuestros socios han desarrollado sus propios círculos de amigos. Aunque hubo un sentimiento general de fraternidad entre todos los miembros, estos agradables círculos rara vez interactuaban.

 

A medida que los socios se involucraban en los diversos comités del campeonato, un fenómeno interesante tuvo lugar. Pequeños círculos de amigos  se transformaron en grandes grupos  y, después de un tiempo, en una asociación revitalizada, jalando a la vez por una causa común. Compartiendo los objetivos de apoyar al golf juvenil y hacer que los chicos, y luego las niñas, se sintieran como en casa en el Echo Lake Country Club, así, nuestros socios se convirtieron en embajadores del club.

 

En el camino, se desarrollaron lazos duraderos y los socios le dieron forma a un profundo significado de lo que es un orgulloso club. En un sentido, nuestro vibrante club es, lo que es hoy en día, debido a los dos campeonatos en los que hemos sido sede, y esperamos hacia nuestra próxima oportunidad de brindarlo.

 

El personal también se benefició. Las numerosas reuniones del comité de Campeonato, ayudó a los jefes de departamento a desarrollar una comprensión más profunda de los deseos de los socios y el funcionamiento interno del club. Trabajando en conjunto para garantizar un evento exitoso, impulsando sólidas relaciones que prevalecen hoy en día.

 

Una queja común de los Superintendentes del campo de golf,  es que nuestros socios simplemente no entienden lo que hacemos, no conocen contra lo que tenemos que luchar.  En el desarrollo de un plan exitoso para el “Junior Amateur Championship”, muchos de los socios clave del club cultivaron una apreciación más completa de lo que sus gerentes y personal consiguieron.

 

De los muchísimos momentos preciados que tengo de ese campeonato, se destaca el difícil clima que afectó el día miércoles. Recibimos tres poderosas tormentas en un período de 16 horas, un total de 17.78 centímetros de lluvia. El personal del campo hizo un trabajo maravilloso de bombeo, barriendo y jalando el agua y así también lo hizo en el lugar el agrónomo de la USGA, Dave Oatis. Lo que fue más gratificante, aún con todo, era el espíritu de nuestros miembros quienes también echaron una mano para ayudar. Tengo una foto tomada justo antes de la reanudación del juego que muestra al Presidente del evento y otros dos directivos del Comité, completando el rastrilleo de un deslavado “bunker”. Con rastrillos en sus manos y sudor en la frente, se ilustra perfectamente el espíritu de nuestro club: “estábamos todos juntos, haciendo todo lo que fuera necesario para lograr el éxito”.

 

Los tres gerentes de nuestro club, el Superintendente, el Profesional y el Gerente de club, desarrollaron un sentido similar de trabajo en equipo y también lo hizo nuestro personal. Para el equipo de mantenimiento del campo, los campeonatos son las piedras angulares de nuestra historia,  esas que con frecuencia referenciamos al definir objetivos y expectativas y al recordar los momentos de diversión que hemos gozado.

 

Al mirar hacia atrás a esa decisión en 1990 y pensar en lo que nuestro campo de golf y el club  han llegado a ser en los años siguientes, creo que la compensación recibida por organizar estos eventos, ha sido notable. Aunque centramos nuestra atención y recursos en una semana específica para un evento específico, el valor real, a veces oculto, era el campo y nuestros socios. En nuestra experiencia, un gran logro ha sido planteado de forma permanente; las expectativas son mayores, y los recursos para alcanzarlas, con el tiempo, han sido asignados.

 

Estamos ahora emprendiendo un extenso plan maestro que tiene por objeto resolver algunos defectos de diseño elementales y finalmente abordar algunas de las inquietudes que fueron identificadas pero no resueltas hace 21 años. Aunque podría perderse en nuestra afiliación actual, estoy convencido de que las semillas de esta obra de hoy en día, fueron plantadas por unos pocos miembros quienes se  hicieron una simple pregunta: "¿Qué necesitaremos para albergar un campeonato amateur?".  Mirando hacia atrás, me parece que la cuestión más grande fue "¿Qué vamos a ganar?"

 

Alojar un campeonato de una semana, si se hace con una cuidadosa preparación, ofrecerá diversión, emociones, publicidad positiva de su club y respaldará el juego del golf.   Pero el mayor valor será más sutil y a largo plazo.... Estarás impulsando a tu club de formas que pueden no ser evidentes para los años venideros.

 

TGIF Record Number 185440

Green Section Record Vol. 49 (29)

July 22, 2011

 

FOTOS

PÁGINA 1.

El proceso de planeación inició antes de que Echo Lake se hiciera cargo de su primer campeonato nacional.  Este esfuerzo resultó en muchas mejoras al campo e instalaciones.  Al final, culminó en el desarrollo de un plan maestro de largo alcance para el campo de golf.

 

PÁGINA 2

  1. Para los gofistas, ver a los mejores jugadores del país jugar el campo de su casa, es una emoción increíble!
  2. Mejoras que hemos hecho al campo de práctica han beneficiado al club desde entonces. Esta vía sigue siendo una de las zonas más populares para los socios.

 

PÁGINA 3

Alojar un campeonato requiere coordinación y trabajo en equipo, trabajar juntos por un objetivo común obliga a todos los socios del club y personal a permanecer juntos.

 

CUADRO (PÁGINA 3)

Privación de agua y sus consecuencias para nuestro césped

 

 

FINAL PÁGINA 3

 

CHRIS CARSON ha sido el Superintendente de Echo Lake Country Club en Westfield, Nueva Jersey, desde 1986 y ha sido miembro del Comité de la USGA Green Section durante los últimos ocho años.



Regresar
CALENDARIO | VER TODOS
NOTICIAS | VER TODAS
Impresionante. Así fue la actuación de la mexicana Isabella Fierro, quien...